Pedro y el Capitán

Te he estado espiando en silencio.
Acechando como lo hacen las bestias rapaces para alimentarse.
S  I  L  E  N  C  I  O    O  P  A  C  O
Tú tortura: Mi fortuna, Tu dolor,  Mi bien.
Aquí estamos, en la ironía de la vida; en el dolor de nuestra realidad
y en la ilusión de nuestros gobernantes.
¿A quién le rezarías por tu vida?
¡Mexicanos al grito de guerra!
Aquí no hay dolor, sólo hay ira contenida.
Tú represión es símbolo de mi poder, tu sangre es alimento para mi sed insaciable.
Tú represión es símbolo de mi poder, tu sangres es alimento para mi sed insaciable.
Sin conciencia, sin exigencia.
Cuello blanco: Sin castigo.
Sin el otro, la inmunidad del corazón.
Fotografías: Natalia Sedano
Diálogos: Tatiana Sotres
Anuncios